Convento de Dominicos de la Encarnación

Fue levantado en estilo gótico y ampliado sucesivamente entre los siglos XVI y XIX

Edificios Religiosos Monumentos

La orden de Santo Domingo estuvo muy vinculada a Extremadura desde los tiempos del Cardenal Juan de Carvajal (†1469), obispo de Plasencia. En Trujillo, ciudad natal del prelado placentino, y bajo patrocinio de Enrique IV e Isabel I, se fundaron dos casas de la orden de predicadores: una de monjas, bajo la advocación de Santa Isabel y San Miguel; otra de frailes, dedicada a la Encarnación. Esta última se instaló en un primer momento en un monasterio suburbano bajo la advocación de Santa Catalina de Siena, en 1466. Años después, en 1489, se traslada a las afueras de la ciudad, junto al camino Real de Sevilla.

Este segundo convento, beneficiado por doña Isabel I de Castilla y don Luis de Chaves “el Viejo” fue levantado en estilo gótico y ampliado sucesivamente entre los siglos XVI y XIX; de modo que, hoy, sus elementos primitivos se hallan muy transformados por las distintas etapas constructivas y estilísticas que se han sucedido a lo largo de sus más de quinientos años de historia.

This Dominican convent, dedicated to the Incarnation, was built in the Gothic style and enlarged in the 16th and 19th centuries. Its patrons included Queen Isabella of Castile and the nobleman Don Luis Chaves, “El Viejo”.

Dieser dominikanische Konvent wurde im gotischen Stil erbaut und im 16. sowie im 19. Jahrhundert erweitert. Zu seinen Gönnern zählten unter anderen die Königin Isabella von Kastilien und der Adlige Don Luis Chaves “El Viejo”.

Francisco Sanz Fernández
Doctor en Historia del Arte
Copyright ©

Contraseña perdida