Convento de Franciscanas de San Pedro

El convento de franciscanas de Santa Clara fue fundado por don Fray Martín Rol el 10 de julio de 1533

Edificios Religiosos Monumentos

La fundación de esta casa de religiosas de la Tercero Orden Franciscana, bajo la advocación de San Pedro, se remonta a los años finales del siglo XV, en tiempos de Isabel I de Castilla. Algunos documentos citan como su primer benefactor al párroco de Santa María La Mayor, don García Sánchez, quien dejaba en su testamento, en 1493, 500 maravedíes de renta anual, puestos en la dehesa del palacio del Abad o Torre de Gonzalo Díaz.

No obstante, este monasterio, como el resto de sus iguales contemporáneos, fue levantado gracias al peculio municipal, a las rentas de sus Bienes de Propios, que la reina Isabel, primero, y su nieto el emperador Carlos V, después, donaron en ocasiones anualmente, en otras, puntualmente para resolver las muchas dificultades económicas a que se enfrentaban estas comunidades.

La iglesia, un cajón ad aulam cubierto con crucería, es obra de la primera fundación conventual (hacia 1500); no así el resto del convento, reconstruido primero en 1528 tras un incendio, y ampliado después, entre 1581 y 1585, por el maestro de cantería Francisco Palomo.
En el siglo XIX el edificio sufrió importantes mermas y desperfectos, primero en la Guerra de Independencia, más tarde durante la desamortización de Mendizábal; circunstancias que terminaron por arruinar la portería y gran parte de la planta baja, que fueron reconstruidas en las décadas siguientes.

This convent was founded at the end of the 15th century and dedicated to Saint Peter. The church was built in 1500 and restored after it was destroyed by fire in 1528.

It was rescued from financial difficulties by Queen Isabella I of Castile, and her grandson, Emperor Charles V, later gave an annual donation. Its final phase of restoration took place in the early 19th century after the Peninsular War (the Spanish War of Independence from Napoleonic France).

Dieser Konvent wurde Ende des 15. Jahrhunderts gegründet und Sankt Petrus geweiht. Die Kirche wurde 1500 gebaut und musst nach einem Brand 1528 wieder aufgebaut werden. Die Königin Isabella I. von Kastilien rettete den Konvent aus finanziellen Schwierigkeiten, und ihr Enkel, Kaiser Karl V., unterstützte ihn später durch eine jährliche Spende.

Die letzte Renovierung der Kirche fand im frühen 19. Jahrhundert nach dem spanischen Unabhängigkeitskrieg vom napoleonischen Frankreich statt.

Francisco Sanz Fernández
Doctor en Historia del Arte
Copyright ©

Contraseña perdida