Convento de San Francisco

En el interior se conserva un excelente retablo barroco, debido a Bartolomé de Jerez.

Edificios Religiosos Monumentos

Ocupando una parte del solar de la última mezquita aljama que tuvo Trujillo, los franciscanos levantaron aquí, durante el reinado de Isabel I de Castilla, un cenobio de pequeñas dimensiones, que fue sucesivamente ampliado hasta el siglo XVIII; momento en el que adquirió la forma y apariencia con que ha llegado a nosotros el edificio actual, no obstante transformado en sus dependencias monásticas tras las desamortizaciones del siglo XIX, que desacralizaron una gran parte de su perímetro.

En las obras de la iglesia, que se prolongaron un siglo, trabajaron importantes maestros de cantería como Pedro de Larrea, Francisco Becerra, Francisco Sánchez o Pedro de Ybarra. Su planta cruciforme contransepto no desbordante, y colaterales comunicadas, recuerda a la dominica de San Vicente de Plasencia. El crucero fue reformulado en el siglo XVIII, momento en que se levantó la cúpula actual y se cerró exteriormente el cimborrio.

This convent occupied part of the site of Trujillo’s last mosque. A monastery was built on the site by the Franciscan order, which lived there from the reign of Isabella I of Castile (15th century) to the 18th century. Today, it is a church, notable for its baroque altarpiece by Bartolomé de Jerez.

Dieses Kloster befindet sich teilweise auf dem Grund, auf welchem sich die letzte Moschee Trujillos befand. Der Franziskanerorden errichtete hier während der Herrschaft Isabellas I. von Kastilien (15. Jahrhundert) einen Konvent und bewohnte ihn bis zum 18. Jahrhundert. In der Kirche des Konvents ist ein bemerkenswertes barockes Altarbild von Bartolomé de Jerez erhalten.

Francisco Sanz Fernández
Doctor en Historia del Arte
Copyright ©

Contraseña perdida