Los escolares de Trujillo han celebrado el Día de la Paz

Actualidad Municipal Noticias

Día de la No Violencia y la Paz.
Se ha conmemorado el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Para celebrarlo, se han preparado diversas acciones de sensibilización en las que estaban implicados los centros educativos de la ciudad.  En esta ocasión, el acto principal en la Plaza Mayor de Trujillo ha estado organizado por el colegio Sagrado Corazón de Jesús.

LEMA “OFREZCO MI MANO POR LA PAZ”

Manifiesto leído por los alumnos de los distintos Centros. ​En los colegios e institutos, donde convivimos y estudiamos, donde nos formamos como personas, hemos querido celebrar este DÍA DE LA PAZ Y NO VIOLENCIA. Sabemos que la PAZ, no es solo un día del mes de Enero, La Paz es una conducta y un trabajo diario para cambiar y mejorar el mundo, es el respeto a nuestra “vida” y a la de los demás. Nosotros somos los niños y jóvenes que integramos la sociedad del siglo XXI y tenemos que desear y soñar con un planeta de PAZ Y ARMONÍA, donde cesen las explotaciones de los más fuertes, sobre los más débiles. Un Planeta donde haya madurado la tolerancia y el respeto. Rechazamos la violencia en todas sus formas, las agresiones, los insultos, las peleas, las guerras, porque los que más perdemos somos nosotros, los niños y los jóvenes. Hoy, todos los que aquí estamos, vamos a levantar y a unir nuestras manos para cantar a la PAZ. haremos mucha fuerza para construir un mundo nuevo, sembrando sonrisas, esperanza, respeto y tolerancia. Todos nos comprometemos a hacer visible la PAZ, esforzándonos para que en nuestros colegios exista una buena relación entre todas las personas que aquí convivimos, en nuestras familias, en nuestra ciudad y en todos los lugares del mundo.

¡Con un poquito de cada uno podemos conseguirlo!. Pedimos a Nuestro Padre Dios que nos ayude en esta tarea de hacer visible la PAZ, para que el mundo pueda llegar a ser un lugar donde todos los seres humanos convivamos con justicia y con respeto, con armonía y felicidad.

 

 

Contraseña perdida